LOS JUEGOS MEDITERRÁNEOS DE GINER (III)

Barcelona, "abierta al rumbo y los caminos del mar latino" -tal y como explicaba el NO-DO de ese día-, fue sede de los Juegos Mediterráneos de 1955. Se trataba de un acontecimiento deportivo recién inaugurado, puesto que su primera edición correspondió a la ciudad de Alejandría solo cuatro años antes, y suponía un nuevo espaldarazo europeo a la España del momento.

Fue momento de infraestructuras -que prefiguraron eventos posteriores-, de simbolismos y conmemoraciones. Respecto a esto último se fabricaron por ejemplo sellos y, cómo no, medallas. Y aquí entra el nulense Enrique Giner. No fue él precisamente el autor de la medalla oficial, pero la que obró y presentó a doble cara, es sin duda una de sus mejores creaciones.


En su reverso, fundamentalmente, libera el campo metálico de cualquier constricción espacial dotándolo de contemporaneidad y creatividad, ya que además añade una figura atlética cuyo cuerpo se reelabora anatómicamente para adaptarse magistralmente al cospel.

Sin duda, con esta pieza -que al parecer sí fue al menos premiada, según algún apunte bibliográfico-, superó en belleza, ingenio y composición la que finalmente se encargó como oficial; algo que desgraciadamente ha hecho que la de Giner sea prácticamente imposible de conseguir hoy.

LOS 80 'ART IN THE HAND' -Y DE PARVIZ TANAVOLI- (23/3/2017)

Una nueva edición de Art In The Hand se inaugura hoy en The Goldsmiths' Centre de Londres. 80 jóvenes creadores del arte de la medalla salidos de más de una docena de escuelas de arte británicas que se reúnen en el edificio de Britton Street. Además estos nuevos creadores han sido invitados al vigésimo cuarto Student Medal Project de la BAMS. Como siempre les acompaña una figura clásica, un veterano, un referente, en esta ocasión el escultor y medallista iraní Parviz Tanavoli -residente desde hace tiempo en Canadá- que cumple ahora 80 años.

Como es habitual, esta congregación de medallistas salen de los más de cien alumnos que se presentan al Proyecto de la BAMS que, como saben, se encarga de promocionar el ars metallica internacionalmente organizando conferencias, congresos, premios, estudios...

El invitado de este año es el afamado Tanavoli, figura pionera del arte iraní desde los años sesenta tanto a nivel artístico como en su faceta docente. Tanto es así que será acompañado en la muestra por obras de ocho de sus alumnos más destacados.

LA 'HISTORIA METÁLICA' DE MARÍA TERESA DE AUSTRIA (22/3/2017)

Ahora toca en Europa. El Kunsthistorisches Museum, museo de historia del arte de Viena, inaugura la semana próxima -día 28- una exposición que estará abierta hasta el 18 de febrero de 2018 sobre la 'historia metálica' de la vida y reinado de María Teresa I de Austria.

No es un corpus metálico al uso, por cuanto trata de reunir en exclusiva el conjunto de medallas que el museo austriaco tiene sobre su reina, la cual cumpliría 300 años el próximo mes de mayo.

La exhibición se centra en los momentos más importantes su vida: acompañada de la familia, en eventos, matrimonios, momentos críticos del reinado... Incluyendo guerras y problemas sociales.

La muestra queda incluida en la entrada general al museo, por lo que, para adultos sin descuento, podrá verse a un precio de 15 euros por ticket.

'LA BÚSQUEDA DE LA INMORTALIDAD' DE LA COLECCIÓN SCHER (15/3/2017)

La exhibición de medallas y sus colecciones sigue en marcha a nivel internacional. Mientras en España, a pesar de su riqueza, las monografías y exposiciones sobre medallística son escasas, en el resto de países siguen ponderando la importancia del ars metallica.

Del 15 de mayo al 10 de septiembre en The Frick Collection de Nueva York se exhibirán parte de las alrededor de 450 medallas que han adquirido recientemente de la colección Stephen K. y Janie Woo Scher, una colección de obras de estimable valía que posee piezas muy interesantes desde el Renacimiento italiano.

The Pursuit of Immortality: Masterpieces from the Scher Collection of Portrait Medals mostrará unas 120 medallas -acompañadas de otras piezas complementarias- donde se dará especial atención a la importancia del retrato, empezando por Pisanello y acabando con David d'Angers.

La exposición, cuya curaduría corresponde a Aimee Ng, tendrá su correspondiente difusión en forma de catálogo.

PREMIO DE LA FIDEM A RON DUTTON (4/1/2017)

El recién pasado año 2016 nos ha dejado una serie de homenajes a medallistas de reconocido prestigio por todo el mundo. Cabe reseñar al menos el último y más destacado, que tuvo lugar en el XXXIV Congreso de la Federación Internacional de la Medalla (FIDEM) en Gante, Bélgica.

Tanto por su trayectoria como por sus últimas creaciones, donde la originalidad y el color siguen siendo protagonistas, el jurado -en el que estaba el español Javier Gimeno- otorgó el Gran Premio FIDEM al excelente Ron Dutton.

LA BATALLA DE VERDÚN -SEGÚN GOETZ- CIEN AÑOS DESPUÉS (II)

Entre febrero y diciembre de 1916 se libró la batalla de Verdún, una de las importantes de la I Guerra Mundial y una de las de peor recuerdo del siglo XX. No en vano, en general, la primera gran guerra fue una de las más ignominiosas contiendas de la historia.


Karl Xaver Goetz, medallista alemán que lanzó el expresionismo metálico a las más altas cotas de excelencia, materializó en las dos caras de la siguiente pieza sus conclusiones sobre la contienda de la que este mes se cierra centenario.


Verdún, como se ve en el anverso, fue para Goetz la sumisión de Alemania bajo la esquelética muerte que representaban Francia e Inglaterra pero, sobre todo, en ella vuelca toda la filosofía artística de la escuela munichesa en la que estaba inmerso. Es obvio que aquí deja a un lado el carácter satírico que tanta fama le dio en otras medallas; sátira retórica, inteligente, y que en ocasiones no esquivaba los peores capítulos del devenir teutón. 

Curiosamente fue Walter Eberbach, otro gran autor coetáneo, el que sí buscaría esta línea cómico-trágica en la conmemoración de Verdún, donde utilizando también la imagen de un esqueleto, rellena el anverso de su medalla con un campo en el que una bomba de agua riega con sangre todo el espacio. 

Aquí, Karl, una vez más consciente de las posibilidades propagandísticas del arte, se dispuso a hacer uso de este carácter finalista -cultivado tanto en guerra como en los años subsiguientes- dando lugar a una obra de bella factura y directa narrativa.

Por su parte, el reverso, visto como una ramillete de alusiones metafóricas, se centra con el lema en la renombrada importancia estratégica del Rin, río mítico y frontera eterna del espacio centroeuropeo.

JEAN WARIN Y LUIS XIV (I)


Éste es el lienzo en cuestión. La prueba gráfica de cómo el joven Luis XIV se introdujo en el coleccionismo numismático de la mano del que fue uno de los principales artífices de su medallística, Jean Warin (1607-1672)

En esta pintura de pequeño formato (ca. 1645), obra del pintor François Lemaire (1620-1688) y conservada a día de hoy en París, se ve al escultor no solo aleccionando al rey en este arte, sino ejemplificando en la efigie de Alejandro Magno lo que debería ser la carrera militar y política del nuevo monarca galo.

Así pues, Luis XIV, a partir de su famosa divisa medallística NEC PLURIBUS IMPAR, hará realidad los anhelos de los ideólogos de la corte y convertirá el arte -incluyendo cómo no el decorativo- en todo un complejo programa de propaganda, persuasión y fama.

El corpus metálico del Rey Sol finalmente será muy extenso y, del mismo modo que él aprendió junto a Warin la importancia del ars metallica, los reyes y nobles posteriores se mirarán precisamente en él para ponderar su importancia e invertir en su creación y profusión.